La “NUEVA NORMALIDAD” que se nos presenta ante nosotros va a imponer sobre todas las cosas la distancia social en la mayoría de los ámbitos sociales y sectores económicos.

Una distancia social que va a suponer un cambio significativo en la forma de hacer y estructurar los trabajos de la mayoría de las empresas y organismos públicos, y en ese cambio la TECNOLOGÍA, una vez más, va a ser clave para adaptarnos al nuevo escenario y tener las mínimas posibilidades de sobrevivir.

Ya hemos visto en este período de confinamiento que aquellas empresas que tenían una estrategia digital bien adoptada han sido capaces de sobrellevar de una mejor manera las consecuencias, pudiendo permitir que sus trabajadores teletrabajaran, vendiendo a través de las tiendas online, etc.

¿Qué necesidades vamos a tener en este nuevo escenario?

  1. ESPACIO DE TRABAJO DIGITAL. Este concepto que podríamos equiparar al teletrabajo, define una forma de trabajar más flexible e inteligente. El trabajo ya no va a ser un lugar. (En la próxima entrada os contaremos todos los elementos de este concepto porque dan para otro artículo).
  2. SENSORES. Sensores que nos midan la temperatura corporal o que nos detecten exceso de aforo. Los controles de aforo o las cámaras térmicas, son tecnologías que facilitarán el control de esa distancia social, de la que hablábamos al principio, en espacios públicos pero también en plantas de producción o espacios comerciales por ejemplo.
  3. ECOMMERCE. Las tiendas online y plataformas 24/7 que nos permitan seguir vendiendo, llegar al cliente y ofrecerle todos nuestros servicios de forma online.
  4. COMUNICACIÓN. Videollamadas, streaming, redes sociales,… ya hemos comenzado a hacerlo en la cuarentena y va a seguir. Necesitamos estar en contacto con nuestros clientes, colegas, alumnos, pacientes,… y esa comunicación debe ser fluida y cercana, de calidad. Las aplicaciones son infinitas pero elegir la más adecuada según nuestros objetivos y sobre todo según nuestros interlocutores va a ser esencial.
  5. Y por último, y no menos importante vamos a necesitar más que nunca DATOS PARA TOMAR DECISIONES. Las empresas que dispongan de software de gestión que integren y traten los datos en tiempo real para facilitarnos las tomas de decisiones van a tener un plus sin duda.

Creíamos que vivimos en un cambio constante al que debíamos adaptarnos e incluso anticiparnos, pero con el Covid19 nos hemos dado cuenta de la verdadera dimensión de esas palabras. El cambio ha sido radical y para siempre, y no hay vuelta atrás. Las empresas, pequeñas y grandes, estamos ante un desafío nunca antes conocido y la tecnología, una vez más, está para ayudarnos.