“Toda las empresas deberían tener monitorizada su infraestructura tecnológica, el coste es muy bajo en comparación con los problemas que evita”.

Esas palabras de uno de nuestros clientes resumen a la perfección el valor que ofrecen las soluciones de monitorización, ya que permiten controlar de forma exhaustiva los servidores y equipos, tanto a nivel de hardware como de aplicaciones, y ello a la postre:

  • Anticiparse con datos para detectar debilidades y cuellos de botella
  • En el caso de que se produzca una incidencia, detectar el origen
  • Optimizar los sistemas.
  • Conocer el rendimiento de la infraestructura y ganar eficiencia, y
  • Ahorro de costes

¿Cómo implementamos estas soluciones?

El procedimiento que seguimos a la hora de implantarlo es el siguiente:

1- Se realiza una estudio previo de las necesidades del cliente así como una auditoria de sistemas para evaluar la infraestructura actual.

2-Aplicación de la herramienta de monitorización, instalando los agentes en servidores y equipos del cliente.

3-Configuración de las métricas que hay que controlar: alertas, alarmas, parámetros, umbrales, etc.

4- Definición protocolos de actuación en caso de alarmas.

La infraestructura tecnológica es un recurso esencial para la mayoría de las empresas, cuidar de que funcione correctamente es una de las decisiones más importantes que puedes tomar en tu empresa.